La Casa Rural Alto Rey es un alojamiento habilitado en una antigua casona que data de 1880 en la localidad de Bustares en la provincia de Guadalajara. Dicha casona se rehabilitó en el año 2004 a fin de dedicarla a la actividad de turismo rural. La mencionada rehabilitación se realizó siguiendo los parámetros y standard de calidad que la Consejería de Turismo de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha tiene establecidos para los alojamientos rurales, dando como resultado el establecimiento que a continuación se describe:


Alojamiento rural de 140 m2 habitables distribuidos en 2 plantas. Consta de 4 habitaciones dobles con cuarto de baño completo en cada una de ellas. Tres de las habitaciones se encuentran en la primera planta y disponen de techo abuhardillado de madera.


La planta baja dispone de una amplia estancia distribuida en tres ambientes (cocina, zona de comedor y cuarto de estar con chimenea practicable). Además, en la planta baja se encuentran la cuarta habitación, un aseo y un cuarto trastero. El suelo de toda la vivienda es de plaqueta rústica. En la cocina se puede encontrar frigorífico, horno-microondas, cocina vitrocerámica, lavadora así como todo el menaje necesario. El mobiliario y la decoración de la casa son de estilo rústico. La calefacción es de radiadores eléctricos de alto rendimiento y el agua caliente la proporciona un calentador eléctrico. Admite animales. Acceso asfaltado, en el casco urbano.